Verdens toalettdag 19 november

¿Por qué celebramos el Día Mundial del Retrete?

Cuando oyes la llamada de la naturaleza, necesitas un retrete. Lo damos por hecho en esta parte del mundo, pero millones de personas carecen de uno

¿Sabías que hay más personas con acceso a un teléfono móvil que a un retrete? De los 7000 millones de personas del mundo, 6000 millones tienen teléfonos móviles. 4500 millones carecen de acceso a un retrete adecuado o una letrina.

Esto supone que los desechos humanos, a una gran escala, no se gestionan de forma segura. Contaminan el agua y el medio ambiente que asegura nuestras condiciones de vida. Estamos transformando nuestro entorno para abrir vías de alcantarillado.

El mundo necesita retretes y un saneamiento que funcione en armonía con nuestros ecosistemas.

El Día Mundial del Retrete se centra en alternativas respetuosas con el medio ambiente y el saneamiento. Cuando oímos la llamada de la naturaleza, debemos reaccionar.

  • El 62,5% de la población mundial carece de acceso a un saneamiento seguro
  • 892 millones de personas aún deben defecar al aire libre
  • 1800 millones de personas beben agua de fuentes que están contaminadas por heces
  • 4500 millones de personas carecen de acceso a un retrete seguro

 

El Día Mundial del Retrete de las Naciones Unidas se celebra anualmente el 19 de noviembre y conciencia sobre la necesidad de retretes seguros para todos. Está en línea con el objetivo de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas n.º 6: Saneamiento seguro y agua potable para todos de aquí a 2030.

En Cinderella Eco Group celebramos el Día Mundial del Retrete. Hemos fabricado retretes con sistema de incineración, respetuosos con el medio ambiente para centros de ocio y caravanas desde 1999. Nuestra tecnología de incineración gestiona todos los residuos, tan solo quedan un puñado de cenizas libres de bacterias que contienen nutrientes respetuosos con el medio ambiente que pueden esparcirse por nuestros jardines como fertilizantes.

Retretes con sistema de incineración de Cinderella
Cuando oímos la llamada de la naturaleza